Nuestra cocina es principalmente comida hecha al momento, preparada como en casa, sin mantener nada pre cocinado en las neveras. De esta forma cada plato que servimos en las mesas es fresco y sabroso.

Esta nuestra forma de trabajar todo fresco y echo al momento se debe a que el restaurante durante varios años fue exclusivo para los huéspedes del hotel, que maneja principalmente un perfil corporativo. Con el tiempo los clientes regulares tomaron la costumbre de hacer el pedido para la cena directamente la mañana y expresando sus antojos. Así de esta costumbre se creó un restaurante personalizado.

Hoy seguimos brindando esta misma atención personalizada, y tras una pequeña reforma, empezamos a atender mesas externas sobre reserva.

Nuestra carta abarca la comida mediterranea y algo de comida tradicional; ensaladas, carpaccios y cevices, pastas, carnes y algo de pescado.

La gran mayoría de los productos que utilizamos en el Chill Out Restaurant provienen del mercado campesino. Las naranjas de nuestros jugos son naranjas cosechadas en nuestra propia finca, así como los huevos son criollos, son de nuestras propias gallinas, las cuales se alimentan con todas los tallos y los desechos de los vegetales de nuestra cocina.

Para onces y tardes de te tenemos una variedades de aromáticas naturales, una carta de café y una de cocteles